El alcalde Ernestos Paraqueima, de la ciudad de El Tigre, en la zona sur-oriental de Venezuela, señaló recientemente en una entrevista exclusiva a Cointelegraph Español sus intenciones de usar la tecnología blockchain en el manejo de su gestión gubernamental.

Paraqueima, quien fue electo en las pasadas elecciones del mes de Noviembre para un mandato de 4 años por segunda vez, declaró a este medio que han escuchado propuestas para implementar el uso de de la cadena de bloques durante su gestión, como apoyo a las labores administrativas que se dan de forma natural en el ayuntamiento, incluyendo desde la gestión de documentos hasta el pago de servicios públicos.

Para el ciudadano alcalde, esto forma parte del “cambio radical en el campo público apoyado por blockchain”, por lo que ha señalado como forma de incentivar la llegada de propuestas de actores nacionales o extranjeros que lleven a cabo este cambio, la exoneración de impuestos municipales por cuatro años a todas aquellas empresas tecnológicas que se acercan a la ciudad a generar soluciones de este tipo.

Asimismo, la máxima autoridad local de esta ciudad petrolera, informó que la exoneración de impuestos va dirigida también aquellas empresas tecnológicas que deseen inventir en su jurisdicción, como forma de incentivar las “herramientas necesarias para la implementación tecnológica de soluciones que apoyen al ciudadano común”.

Aunque no existe aún un plan concreto para la implementación de la tecnología en la región, el alcalde señaló que están recibiendo propuestas de actores privados de gran renombre en la industria para llevar a cabo el respectivo proceso de estudio y análisis para su implementación, de acorde a los controles locales dispuestos por las leyes respectivas.

De lograr implementar la gestión gubernamental descentralizada, El Tigre sería la primera ciudad de Venezuela y una de las pocas en la región de América Latina en apoyarse en la blockchain para una gestión transparente y verificable de los recursos públicos de un ente gubernamental.

Al ser consultado sobre la posibilidad de usar el Petro (PTR) y su infraestructura para apoyar su gestión durante el periodo en curso, aclaró estar convencido que no es la mejor solución para ello, debido a su falta de credibilidad y centralización.

El Tigre es una ciudad con poco más de 100,000 habitantes que se caracteriza por su cercanía geográfica con las reservas de petróleo más grande del mundo, la Faja Petrolífera del Orinoco. En esta ciudad, residen las sedes de las empresas transnacionales más importantes que hacen vida en el país para la explotación de crudo.

Sigue leyendo:

Tomado del sitio de Cointelegraph