Los datos del departamento de comercio de Estados Unidos sugieren que Estados Unidos ha entrado en una recesión técnica, pero los analistas del mercado han destacado las métricas clave que sugieren que los inversores son optimistas.

La economía estadounidense se contrajo por segundo trimestre consecutivo, según los datos del gobierno publicados el 28 de julio, cumpliendo los criterios de una recesión técnica. El Gobierno de Biden sostiene que Estados Unidos no está en recesión, destacando las bajas tasas de desempleo y otras métricas que contradicen el argumento.

Mati Greenspan, fundador y CEO de Quantum Economics, abordó el tema en su último boletín QE, señalando un efecto paradójico entre la caída del PIB y el aumento de las acciones y otros activos de riesgo.

Atribuyó este movimiento a la decisión de la Reserva Federal de EE.UU. de subir las tasas de interés en un 0.75%, lo que hizo que los mercados de criptomonedas superaran a las acciones, con Ethereum (ETH) subiendo un 5% inmediatamente después del anuncio.

Greenspan admitió que la actual tasa de desempleo era «extremadamente baja» en comparación con otros periodos de recesión, pero no estaba convencido de que esto fuera suficiente para demostrar que la economía estadounidense no ha retrocedido:

“Que un presidente insista en que no hay recesión cuando se cumple la definición técnica tiene sentido desde un punto de vista político. Es mejor permitir que la gente discuta la semántica que admitir que has hecho que la economía se encoja”.

Anthony Pompliano también se refirió a la publicación de la cifra del PIB del segundo trimestre para la economía de EE. UU. en su boletín diario, y calificó el comentario del gobierno sobre la definición técnica de una recesión como «salida de emergencia» dadas las circunstancias únicas de las métricas económicas:

«Esta recesión es interesante porque no va acompañada de un elevado desempleo ni de una significativa caída del gasto de los consumidores, pero tampoco se puede negar que el PIB está cayendo y que la Reserva Federal está logrando exitosamente su objetivo de destruir la demanda».

Otros destacados analistas del mercado, como el colaborador de Cointelegraph Michaël van de Poppe, también destacaron la aparente disparidad entre el gobierno de Estados Unidos y la insistencia del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, en que la economía estadounidense no estaba en recesión.

Aunque Powell declaró que Estados Unidos no está en recesión, las cifras del PIB dieron dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo, ¡lo que significa que Estados Unidos está en recesión!

Las últimas subidas de tasas por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos siguen siendo citadas por los analistas del mercado como un motor clave para un nuevo repunte de los activos de riesgo como el oro y los mercados de criptomonedas.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.

Tomado del sitio de Cointelegraph