El lunes por la tarde, Andre Iguodala, tres veces campeón de la NBA y jugador profesional de baloncesto de los Golden State Warriors, anunció a través de Twitter que se llevaría una parte de su salario anual, estimado en USD 2,647 millones, en Bitcoin (BTC). Además, Iguodala añadió que repartirá un millón de dólares en BTC a los aficionados para aumentar la adopción de la moneda digital. Se dice que los pagos serán facilitados por Cash App de Block (antes Square).

Iguodala se une a la creciente lista de celebridades, atletas, influencers y funcionarios del gobierno que están haciendo lo mismo. Al menos siete jugadores de la NFL están eligiendo actualmente criptografía en lugar de salarios en efectivo. El año pasado, el alcalde de Miami Francis Suárez y el ahora alcalde de la ciudad de Nueva York Eric Adams dijeron que tomarían sus cheques de pago en BTC, con Suárez llevándolo a un nivel superior al invertir en BTC con sus ahorros de jubilación 401 (k) también.

Cobrar el sueldo en BTC u otras criptomonedas podría beneficiar tanto a los empleadores como a los empleados. Para empezar, las empresas con grandes porcentajes de trabajadores internacionales no necesitarían la información bancaria privada de su personal, ni tendrían que hacer costosas y lentas transferencias electrónicas para realizar los pagos. Además, ahorra a los empleados la molestia de trasladar sus fondos fiduciarios a los exchanges de criptomonedas para invertir, ya que pueden cambiar fácilmente las monedas digitales que reciben por la que deseen. Los problemas de volatilidad también se resuelven fácilmente. Los empleados que son escépticos o bajistas sobre los movimientos de las monedas a corto plazo pueden simplemente cambiar su cheque de pago de cripto a stablecoins en el instante en que los reciben a través de una billetera o exchange.

Tomado del sitio Cointelegraph