Hechos clave:

«No deberíamos comparar bitcoin, que es el más antiguo y el más grande en términos de capitalización de mercado, con las criptomonedas más recientes», esta diferenciación que hace la analista sénior de Deutsche Bank, Marion Laboure, es una muestra de que los bancos están comprendiendo el verdadero significado de Bitcoin.  

De esta manera, la organización financiera alemana y una de las más importantes del mundo, reconoce que no se puede comparar a bitcoin con las criptomonedas.  

Esto es precisamente porque tiene características que lo hacen único e irrepetible, debido a su limitada emisión, la capacidad de circular por el mundo entero, de forma descentralizada y sin dependencia de terceros, tal como la diseñó Satoshi Nakamoto.  

Publicidad

El análisis de Laboure, fue motivado por la debacle del ecosistema de terra (LUNA), criptomoneda que sigue dando de qué hablar.  

«Lo que sucedió recientemente [con LUNA] es probablemente un buen recordatorio de que no todas las criptomonedas son iguales. Algunos son muy nuevos, también muy riesgosos y son muy diferentes», indicó Laboure en una entrevista para la cadena estadounidense CNBC.

Marion Laboure, analista sénior de Deutsche Bank, explicó que el precio de bitcoin, en parte, depende del valor que le da la gente, al igual que sucede con el diamante. Fuente: Youtube / CNBC International TV.

Incluso, algunos analistas, cuyos testimonios fueron recogidos por CriptoNoticias, días previos a la caída del ecosistema, llegaron a decir que terra y LUNA eran un «gran esquema ponzi» y podría colapsar, algo que se terminó confirmando.  

Publicidad

Los problemas enfrentados con LUNA y que pueden replicarse en otros ecosistemas, no podrá suceder con Bitcoin, de ahí radica la fortaleza de ese activo digital, no se puede equiparar con ningún otro, salvo porque comparten la criptografía.  

Bitcoin tiene un suministro limitado  

La ejecutiva también hizo mención al suministro limitado de bitcoin. Actualmente, más del 90% de bitcoin ya está en circulación, de hecho, el pasado abril, el bitcoin número 19 millones fue emitido, representando otro hito y un recordatorio sobre la escasez de esta criptomoneda, hecho reportado por CriptoNoticias.  

En base a eso, Laboure indicó que «cuando se tiene un suministro con una demanda creciente, los precios tienden a subir, como vimos el año pasado».

Publicidad

Ahora solo quedan 2 millones de monedas para alcanzar la emisión máxima de 21 millones que tiene este protocolo, cuyo último bitcoin se minará aproximadamente dentro de 120 años en el futuro. Esta es otra característica que marca una diferencia con criptomonedas, como LUNA.  

En el caso de LUNA, pasó de un circulante de 342 millones de unidades a 6,5 billones, entre el 7 y el 14 de mayo, según Statista.  

La regulación aumentará la demanda  

Otro aspecto que toma en cuenta Laboure son las regulaciones. La ejecutiva considera que mientras se desarrollen normativas para regular a bitcoin, aumentará su adopción de cara al futuro.   

Publicidad

Laboure, comparó a bitcoin con los diamantes, pues el precio del mineral y del activo digital dependen, en parte, por el valor que le dan los consumidores. Reiteró que para determinar el precio de bitcoin hay que tomar en cuenta los factores psicológicos, la limitada emisión y las regulaciones.  

De esta manera, Deutsche Bank le proporciona a bitcoin una validación, si se quiere «profesional», que ya otros bitcoiners habían determinado, como es el caso del CEO de MicroStrategy, Michael Saylor o Lyn Alden, analista y estratega financiera, entre otros.

Autoria desde Criptonoticias.com