El proyecto de red social descentralizada de Twitter, Bluesky, ha lanzado su primer lote de código y también se ha comprometido a moderar el contenido en la red.

El ex CEO de Twitter, Jack Dorsey, anunció por primera vez Bluesky a finales de 2019, pero el proyecto se independizó en febrero después de recibir una financiación de USD 13 millones de Twitter. Sin embargo, Dorsey sigue siendo miembro de la junta directiva.

Bluesky dio a conocer el código de su protocolo «Authenticated Data eXperiment» (ADX) a través de una publicación en su blog el jueves, titulada «Working in Public». El equipo señaló que compartirá públicamente el proceso de desarrollo de la plataforma, «publicando el trabajo antes de que esté completo, pero también dándonos tiempo para trabajar en nuevas direcciones en las primeras etapas.»

Los desarrolladores son ahora libres de experimentar con la arquitectura de la red, pero Bluesky señala que aún es muy básica y que «faltan cosas, y cosas van a cambiar».

En esta fase, el protocolo ADX utilizará «datos autoautentificados», que es un modelo que permite certificar las operaciones en una red de forma independiente sin necesidad de un host o autoridad centralizada. La idea general es que el usuario tenga el control de sus datos y pueda trasladarlos de una plataforma a otra sin necesidad de permiso, lo cual es una idea central en el movimiento Web3.

“Los datos autoautenticados trasladan la autoridad al usuario y, por tanto, preservan la viveza de los datos en todos los servicios de alojamiento.”

Moderación de contenidos

Aunque la plataforma estará descentralizada, Bluesky señaló que «no es posible tener una red social utilizable sin moderación», y pretende construir un modelo de moderación para la red denominado «speech and reach».

Continúa: «La moderación se produce en múltiples capas a través del sistema, incluyendo en los algoritmos de agregación, los umbrales basados en la reputación y la elección del usuario final. No hay una empresa que pueda decidir lo que se publica, sino que hay un mercado de empresas que deciden lo que se transmite a sus audiencias».

Bluesky también señaló que los proveedores de alojamiento seguirán estando obligados legalmente a «eliminar el contenido ilegal de acuerdo con sus leyes locales.»

Tras los informes de que Elon Musk compró Twitter por USD 44,000 millones, Bluesky explicó a través de la plataforma de redes sociales el 26 de abril que este movimiento no tendrá ninguna repercusión en la empresa.

Aunque Twitter respaldó a Bluesky con USD 13 millones, el proyecto señaló que la única condición del acuerdo es que el equipo debe «investigar y desarrollar tecnologías que permitan una conversación pública abierta y descentralizada.»

 Los puntos de vista y las opiniones expresadas aquí son únicamente las del autor y no reflejan necesariamente las opiniones de Cointelegraph.com. Toda inversión y movimiento comercial implica un riesgo, por lo que usted debe realizar su propia investigación al tomar una decisión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.

Tomado del sitio de Cointelegraph