En un nuevo informe económico anual publicado por el Banco de Pagos Internacionales (BPI), la institución financiera reveló que aproximadamente el 90% de los bancos centrales de todo el mundo están investigando la viabilidad de adoptar monedas digitales emitidas por un banco central, o CBDC.

El informe del BPI destacaba la capacidad del actual dinero fiduciario soberano para proporcionar una estabilidad de precios (relativa) y una supervisión pública, mientras que criticaba la incapacidad de las criptomonedas para realizar «las funciones básicas fundamentales del dinero» y su opacidad con respecto a la responsabilidad ante el público en general.

Sin embargo, el informe destaca la naturaleza programable de las criptomonedas, así como los elementos sin fronteras de las finanzas descentralizadas (DeFi), como posibles beneficios que justificarían su integración en las CBDC. En la actualidad existen tres CBDC minoristas con 28 proyectos piloto. El yuan digital emitido por el Banco Popular de China ocupa actualmente la posición dominante con 261 millones de usuarios. Además, más de 60 jurisdicciones cuentan con sistemas de pago rápido al por menor.

Al argumentar a favor del uso de activos digitales centralizados, el BPI citó los recientes acontecimientos adversos en el sector DeFi. Uno de estos ejemplos en el informe es la implosión de Terra (LUNA) – ahora rebautizada como Terra Classic (LUNC) – y la stablecoin algorítmica Terra USD. A continuación, el BPI destacó la limitada escalabilidad de algunas redes blockchain, como Ethereum (ETH), que provoca la congestión de la red y, por tanto, un fuerte aumento de las comisiones de transacción.

También planteó la cuestión de la viabilidad de las soluciones de capa 1 debido a la importante fragmentación de dichas blockchains para abordar estos inconvenientes. Por último, el informe señalaba la cantidad récord de hackeos de criptomonedas en el último año como parte de los riesgos de seguridad inherentes a los activos digitales.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.

Tomado del sitio de Cointelegraph