Bahréin es el último país que explora la tecnología blockchain de la mano del banco de inversión estadounidense JPMorgan, pues el banco central del país está probando la moneda digital propiedad de JPMorgan.

El Banco Central de Bahréin (CBB, por sus siglas en inglés) ha completado con éxito una prueba de pago digital en colaboración con la unidad de blockchain y criptomoneda de JPMorgan, Onyx, según un anuncio oficial publicado el 6 de enero.

En la prueba participaron otras dos importantes instituciones, el banco internacional con sede en Manama, Bank ABC, y la fundición nacional de aluminio de Bahrein, Aluminium Bahrain, también conocida como Alba. La prueba permitió al Banco ABC liquidar pagos en tiempo real a las contrapartes de Alba en Estados Unidos utilizando la JPM Coin, un sistema de pago basado en blockchain y stablecoin vinculado al dólar estadounidense.

Según el anuncio, el CBB se encargó de supervisar el piloto.

El gobernador del CBB, Rasheed Al Maraj, dijo que el piloto ha sido crucial para que el gobierno de Bahréin aborde y elimine potencialmente las ineficiencias existentes en la industria tradicional de pagos transfronterizos.

«Nos complace anunciar el éxito de esta prueba, que está en consonancia con nuestra visión y estrategia de desarrollar y enriquecer las capacidades ofrecidas a las partes interesadas en el sector de los servicios financieros en el Reino utilizando tecnologías emergentes y pioneras», dijo Al Maraj.

El CBB reveló previamente sus planes de probar la JPM Coin en mayo de 2021, afirmando que la prueba podría extenderse potencialmente a su desarrollo de la moneda digital del banco central.

Anunciada originalmente en 2019, JPM Coin se lanzó comercialmente en octubre de 2020.

El banco de inversión ha estado promoviendo activamente su tecnología Blockchain para su uso global, asociándose con el mayor banco de Singapur, DBS, para pilotar un sistema de pago blockchain. Anteriormente, JPMorgan proporcionó su tecnología Blockchain, Liink, al Banco Estatal de la India para reducir los costes de las transacciones y mejorar los pagos transfronterizos.

Sigue leyendo:

Tomado del sitio de Cointelegraph