El movimiento de popularización del metaverso sigue en constante crecimiento, llamando la atención, incluso, de empresas e inversores. Es una nueva capa de realidad, que integra los mundos real y digital en un entorno inmersivo que se puede utilizar con varias tecnologías nuevas.

Si bien Decentraland, The Sandbox y otras plataformas son la ‘cara‘ del metaverso para los criptoinversores, el nuevo entorno digital va mucho más allá de las criptoplataformas que, al igual que otras plataformas, aún se encuentran en sus primeras etapas y brindan una experiencia inmersiva muy restrictiva de lo que uno imagina que será el metaverso en los próximos años.

En este universo, las personas pueden interactuar entre sí, trabajar, estudiar y tener vida social a través de sus avatares. El principal objetivo es que no sean meros observadores, sino que participen de este mundo virtual.

Una encuesta del Foro Económico Mundial reveló que el 65% de los niños en la escuela primaria de hoy trabajarán en trabajos que aún no existen. Según Alexandre Slivnik, vicepresidente de la Asociación Brasileña de Capacitación y Desarrollo (ABTD), que realiza cursos y conferencias desde hace veinte años, con la concepción del metaverso esos números tienden a crecer.

Este estudio se realizó antes de la pandemia y la creación del metaverso. Con la aceleración digital que hemos vivido en los últimos años, las empresas se han adentrado en este universo y han entendido la posibilidad real de hacer negocios. Me imagino que el número que pronostica la encuesta debería subir al 75% o al 85%”, revela.

Para el ponente, esta nueva realidad digital tendrá el poder de acercar aún más las interacciones.

Muchas personas no necesitarán salir de sus casas para conectarse con un cliente, por ejemplo. Usando el metaverso se podrá tener una relación de mayor proximidad y conexión en comparación a lo que hoy brinda internet usando computadoras y celulares”, señala.

Slivnik dice que es necesario estar preparado para los cambios que están por venir.

El mercado laboral ganará aún más posibilidades dentro del metaverso. Pero solo para aquellos que están preparados. Esta preparación no viene solo con estudiar, sino con estar abierto a nuevas oportunidades de aprendizaje. Cuanta más gente esté abierta a aprender, mayores serán las posibilidades de adaptación y oportunidades en este nuevo mundo”, informa.

La inclusión es una parte crucial para que las personas más diversas le den una oportunidad al metaverso.

Uno de los principales desafíos es lograr que todas las personas se sumerjan en este universo. Después de todo, las personas de mayor edad, que tienen algún tipo de dificultad con la tecnología, pueden sentirse desactualizadas al ser excluidas. Las empresas que quieran destacarse dentro del metaverso tendrán que pensar de manera inclusiva en todos los sentidos, ya que todas las personas necesitan estar insertas en ese contexto. La primera empresa que logre superar este desafío definitivamente saldrá adelante”, dice el ponente.

Para Slivnik, la noticia llegó para quedarse.

A mediano y largo plazo, veremos muchas empresas utilizando el metaverso para realizar acciones de capacitación y desarrollo por inmersión, que van más allá de las simples reuniones virtuales que se pusieron de moda durante la pandemia. Con esto, será posible interactuar aún más. En mi opinión, tendremos grandes transformaciones en los próximos cinco años y el metaverso será crucial en ese sentido”, concluye.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.

Tomado del sitio Cointelegraph