Gary Gensler, presidente de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, ha comparecido virtualmente ante el Parlamento Europeo para compartir sus recomendaciones políticas sobre la regulación de los criptoactivos.

En su intervención del miércoles ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento, Gensler destacó el papel que están desempeñando las tecnologías financieras en la globalización de los flujos económicos y en el debilitamiento de los mercados nacionales aislados:

«Creo que la transformación que estamos viviendo ahora podría ser tan grande como la de Internet en los años 90».

Gensler destacó los mercados de criptomonedas, de USD 2.1 billones, como una clase de activos «verdaderamente global», afirmando: «No tiene fronteras ni límites. Opera 24 horas al día, siete días a la semana».

Aunque Gensler se ciñó en gran medida al mismo guión pro-regulación que lleva diciendo desde hace semanas, se desvió hacia un nuevo ámbito cuando el político finlandés, Eero Heinäluoma, preguntó a Gensler sobre la huella medioambiental asociada a los criptoactivos.

El político señaló que la electricidad consumida por la red Bitcoin es mayor que la de los Países Bajos y Suecia y supera «la reducción total de emisiones de gases de efecto invernadero de los vehículos eléctricos».

Aunque describió el peaje medioambiental de Bitcoin como un«desafío importante», Gensler señaló la creciente popularidad de las redes de criptomonedas de prueba de participación (PoS) más eficientes desde el punto de vista energético, entre las que se encuentran Ethereum y Cardano, y concluyó que las preocupaciones relacionadas con las emisiones de carbono de las criptomonedas se concentrarán en torno a Bitcoin a medida que aumente la adopción de PoS.

El presidente de la SEC hizo hincapié en la necesidad de desarrollar marcos sólidos de política pública para equilibrar el apoyo a la innovación en los criptoactivos y las finanzas descentralizadas (DeFi) con el mantenimiento de una fuerte protección de los inversores.

Gensler destacó que las plataformas DeFi «proporcionan acceso directo a millones de inversores» sin la presencia de un intermediario que medie entre el público y el protocolo, pero señaló que esto conlleva grandes riesgos. Dijo que DeFi y las criptomonedas han estado «plagadas de fraudes, estafas y abusos» y subrayó la vulnerabilidad del público inversor en ausencia de «obligaciones claras de protección del inversor en estas plataformas».

El jefe de la SEC también destacó las preocupaciones relativas a las stablecoins, estimando que casi tres cuartas partes de los volúmenes de trading de criptomonedas implican emparejamientos de tokens estables.

Gensler calificó a las stablecoins de facilitar «a quienes tratan de eludir una serie de objetivos de política pública», incluidas las salvaguardias contra el lavado de capitales y las sanciones internacionales.

«Han oído hablar de Diem de Facebook, pero ya tenemos un mercado de stablecoins de USD 116,000 millones», dijo.

Sigue leyendo:

Tomado del sitio Cointelegraph