El departamento ministerial del Tesoro de Australia se puso en contacto con el público para solicitar una consulta sobre el proyecto de ley que excluiría a las criptomonedas de ser gravadas como moneda extranjera si se aprueba.

En un comunicado de prensa, el Tesorero Adjunto Stephen Jones destacó la intención del gobierno australiano de excluir los criptoactivos de ser considerados como moneda extranjera a efectos fiscales. Sin embargo, la legislación no tendría ningún impacto en la recaudación de los impuestos sobre las ganancias de capital de las criptomonedas mantenidas como inversiones.

El público tiene 25 días, del 6 al 30 de septiembre, para compartir su opinión sobre la legislación propuesta.

Si se convierte en ley, la legislación modificará la actual definición de moneda digital en la Ley del Impuesto sobre Bienes y Servicios (GST), excluyendo los criptoactivos de la definición de moneda extranjera. El GST es un impuesto de base amplia que grava los bienes, servicios y artículos vendidos o consumidos en Australia.

El Tesoro señaló que la información personal del encuestado, incluyendo el nombre y la dirección, se hará pública si no se opta proactivamente por la exclusión de la misma.

La medida de excluir las criptomonedas como moneda extranjera es un resultado directo de la adopción por parte de El Salvador de bitcoin (BTC) como moneda de curso legal. Australia planea minimizar las posibles incertidumbres relacionadas con la tributación de las criptomonedas a través de esta legislación.

Mendoza, una provincia de Argentina, ha comenzado a aceptar criptomonedas para impuestos y tasas. La Administración Tributaria de Mendoza (ATM) declaró que permitir los pagos de criptomonedas les proporciona a los contribuyentes una opción adicional para cumplir con las obligaciones tributarias. Además, la medida cumple con su propio «objetivo estratégico de modernización e innovación».

A partir del 24 de agosto, los mendocinos podrán utilizar el sitio web de ATM para pagar impuestos utilizando cualquier criptomonedero, incluyendo Binance, Bybit y Ripio. El sistema genera un código QR basado en la criptomoneda seleccionada por el usuario final, que luego convierte una cantidad equivalente de stablecoins a pesos argentinos a través de un proveedor de servicios de pago en línea no revelado.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.

Tomado del sitio Cointelegraph