La plataforma de seguridad de finanzas descentralizadas (DeFi) Immunefi ha anunciado una recaudación de fondos de 5,5 millones de dólares de un grupo de 11 inversores institucionales, entre los que se encuentran Blueprint Forest, Electric Capital, Framework Ventures y Bitscale Capital, además de una serie de particulares.

Immunefi utilizará los fondos para avanzar en sus servicios de seguridad DeFi, proporcionando protección de activos a los protocolos de contratos inteligentes, así como implementando incentivos financieros a los hackers benevolentes.

Según se informa, el servicio es responsable de proteger más de 50,000 millones de dólares en activos de protocolos de proyectos como Synthetix, Chainlink, SushiSwap y PancakeSwap. A lo largo de su historia ha pagado 7,5 millones de dólares en recompensas por errores.

Según los datos analíticos de la «Base de datos REKT» de DeFiYield, el espacio DeFi ha experimentado hackeos maliciosos por un total de más de 1,740 millones de dólares a lo largo de su vida, una gran proporción de los cuales se ha producido en los meses transcurridos desde julio de 2021.

El hackeo de 609 millones de dólares del protocolo de cross-chain Poly Network a principios de agosto de 2021 lleva la indeseable corona del mayor hackeo de la historia de la industria. Sin embargo, en circunstancias agradablemente inusuales, el Mr. White Hat -como llegó a ser conocido- devolvió todos los fondos disponibles, siendo el saldo restante los 33 millones de dólares de Tether (USDT) inicialmente congelados.

Durante el año pasado, la prevalencia y la gravedad de las violaciones financieras dentro del espacio DeFi han establecido una creciente demanda de servicios de seguridad como Immunefi.

Mitchell Amador, fundador y CEO de Immunefi, habló sobre la importancia de ofrecer medidas de protección para DeFi:

«DeFi es único porque las vulnerabilidades en el código representan una posibilidad de pérdida directa del dinero de los usuarios. Los programas de recompensas por fallos son invitaciones abiertas a los investigadores de seguridad para que encuentren esas vulnerabilidades a cambio de una recompensa, y han demostrado ser una de las formas más eficaces de hacer frente a agujeros de seguridad críticos.»

A finales de septiembre, se pagó una recompensa de 1,05 millones de dólares por fallos al conocido programador white hat Alexander Schlindwein, tras lo ocurrido con la saga de Belt Finance, por su papel decisivo a la hora de evitar una posible pérdida de 10 millones de dólares para el protocolo. El reclamo se facilitó a través del programa de recompensas para especialistas de Immunefi.

Más recientemente, el white hat hacker Gerhard Wagner se embolsó nada menos que 2 millones de dólares por aconsejar diligentemente una solución a un fallo de «doble gasto» en la red Polygon, evitando un exploit potencialmente catastrófico de 850 millones de dólares, y la recompensa se ha convertido en un récord en el sector.

Amador, de Immunefi, también comentó el impacto potencial que un servicio como Immunefi podría tener en el panorama tecnológico más amplio:

«Creemos que ayudando a lanzar este tipo de programas en Immunefi, contribuimos no sólo a proteger los proyectos DeFi de hoy, sino también a dar forma a la industria tecnológica del futuro».

Sigue leyendo:

Tomado del sitio de Cointelegraph