Hechos clave:

Ayer, bitcoin (BTC) quebró su resistencia de los USD 20.000 y cayó a mínimos de USD 17.700. Lo que analistas preveían con incertidumbre, se dio, y ahora la criptomoneda está en un escenario inhóspito. Si bien rebotó en pocas horas y sirvió para calmar –un poco– las ansiedades, todavía hay una pregunta latente: ¿estamos ya en el criptoinvierno?

La historia de Bitcoin ha atravesado varios de estos ciclos, pero, ¿qué son? En simples palabras, se trata de un fenómeno económico que suele ocurrir luego de un rally alcista (como el que reportó BTC en noviembre del año pasado). Se le conoce también como una purga y limpieza del ecosistema, amparada en una corrección de precios que, en muchos casos, permite filtrar el mercado de proyectos sin sustentabilidad en el tiempo y activos sobrevendidos.

El criptoinvierno más reciente se vivió en 2018. En ese año, BTC se negoció en promedios de USD 3.600. El resto de las criptomonedas operó en las mismas condiciones, tratándose de un escenario que traders recuerdan con algo de recelo.

Publicidad

Las condiciones actuales del mercado parecen apuntar a un nuevo criptoinvierno. Aunque luce distinto (en esencia) de los anteriores, partiendo del hecho de que los precios de BTC son completamente diferentes, sí tienen ciertas similitudes, como la desaparición de proyectos sin suficiente base, tal como lo sugiere el analista del mercado de bitcoin, Juan Ramón Rallo.

Al cierre de esta nota, bitcoin está en precios de USD 19.400, de acuerdo con CoinMarketCap. Eso es un 1,40% más respecto a lo tocado ayer, cuando por momentos se negoció en USD 17.740, la cifra más baja alcanzada en lo que va de año. Con su caída, el resto del mercado también se vio arrastrado.

Ahora bien, la llegada de una temporada bajista es real y solo podría superarse si hay una confluencia de factores a favor. Rallo explica cuál es esa unión.

Publicidad

En un video subido a su canal de YouTube este domingo 19 de junio de 2022, dijo que para que bitcoin emprenda un rally alcista nuevamente, se deben concretar tres factores clave: que los bancos centrales del mundo dejen de subir los tipos de interés, que cese la «purga» que actualmente se está dando en el mercado y que haya estabilidad en el precio de BTC.

Para él, actualmente estamos en un criptoinvierno, que se ha traducido en caídas de precio, crisis, depuración y miedo por parte de los inversionistas, que ven al ecosistema como un lugar «tóxico» en el cual depositar sus fondos actualmente.

Inflación, no es buena para el precio

El especialista insistió en que los tiempos de inflación en los países «no tienen por qué ser tiempos buenos» para la cotización de bitcoin, pues ese elemento sí incide en su precio.

Publicidad

Esto, porque si crece la inflación, los bancos centrales tenderán a subir tipos de interés «y eso perjudicaría previsible al precio de BTC», ya que los inversionistas empezarían a contar con otras alternativas con las que protegerse frente a esa inflación y obtener una rentabilidad a largo plazo, sugirió.

«Aunque pareciera que BTC puede ser un refugio contra la inflación, lo es medio-largo plazo, pero no necesariamente en el corto plazo», expresó Rallo.

Una purga «necesaria»

El colapso y la desaparición de dos criptomonedas (TerraUSD y LUNA), además de un exchange (Celsius), añadieron más descrédito y pánico en el mercado, según Rallo.

Publicidad

Esto se ha traducido en las recientes bajadas de precios en la mayoría de las criptomonedas que han sido reportadas. «Durante las últimas semanas, la categoría de inversión ‘criptoactivo’ se ha vuelto tóxica para muchos inversionistas», exclamó.

Y esa toxicidad alcanza a bitcoin, pues en la medida que la moneda se va incluyendo dentro del imaginario popular del inversionista, BTC va siendo manchado por ella, «y eso se convierte en más venta que compra, lo que se traduce en caída de precios», explicó.

variacion en el precio de bitcoin presentada en el último mes, alcanzando actualmente el nivel de precio en los usd 17.700
El precio de bitcoin tocó mínimos de USD 17.700 el sábado 18 de junio en la tarde. Fuente: CoinMarketCap.

En general, y según el analista Rallo, lo actual hace entender que «estamos ante una importantísima y necesaria purga de todo el ecosistema de criptomonedas».

Publicidad

“Muy probablemente vamos a ver como muchos más criptoactivos mueren, desaparecen; como otras plataformas quiebran, sobre todo esos modelos que pudieron parecer rentables cuando el mundo de criptomonedas estaba creciendo a ritmos insostenibles. Esos modelos también van a ser purgados”.

Juan Ramón Rallo, analista de bitcoin.

La cuestión –reflexiona Rallo- es que si después de tal purga se dé una base más sólida para el ecosistema de criptomonedas, que crecerá pausadamente, pero de forma «más sólida y robusta». O si, por el contrario, habrá una gran estigma con el nuevo ecosistema, incluido bitcoin, «que augure muchos años de travesía en el desierto para todo lo que suene a criptomoneda».

Margin calls, una amenaza

La estabilidad de la moneda es otro factor del cual dependerá una nueva subida. Ahora mismo, ese elemento más bien es una amenaza de más crisis, sobre todo por los margin calls, los mecanismos de liquidación masiva que podrían impactar severamente contra el precio de BTC en caso de ser activados, de acuerdo con Rallo.

Rallo recuerda que en la compra de bitcoins con apalancamiento, existe la figura del margin call, que supone literalmente la liquidación de los activos dejados como garantía, sin distinción de precios y de forma total, ante la imposibilidad del inversionista de añadir más colateral o amortizar su deuda. Esto se suele activar en escenarios como los actuales, donde el precio de bitcoin cae y lo adquirido antes con el préstamo no vale lo mismo o vale menos, por supuesto.

Publicidad

El especialista explica que hay casos que podrían decantar en caídas de hasta 50% en el precio de bitcoin en tan solo un día, como el de SilverGate y MicroStrategy. Esta segunda empresa, de Michael Saylor, pidió un crédito a la primera para comprar 19 mil bitcoins, que actualmente están colateralizados.

Sucede que, si BTC cae por debajo de los USD 11.600, se activaría un margin call y, si Saylor no añade más colateral o amortiza la deuda, la masiva cantidad de monedas sería vendida irrestrictamente, generando una bajada de precios sin precedentes, que dejaría a otros inversionistas que con BTC en garantía en graves apuros.

Si se cumple un margin call entre MicroStrategy y SilverGate, el precio de bitcoin podría caer
sin precedentes. Fuente: Cortesía.

Así las cosas, solo si los holders de bitcoin, que son los inversionistas más aferrados a la criptomoneda, consiguen estabilizar el valor de BTC de manera sostenida, sumado a otros factores, como los anteriormente mencionados, es posible ver una remontada en el precio de BTC.

Publicidad

“Pero estamos lejos de esos tres puntos: que no suban los tipos de interés, que se haya terminado la purga y que haya estabilidad sólida del precio de BTC, sobre cuya base recibir nuevos inversores, está muy lejos. Después de un espléndido verano, ha llegado un frío invierno y ya veremos si en algún momento vuelve a llegar la primavera y qué tipo de primavera”.

Juan Ramón Rallo, analista de bitcoin.

Autoria desde Criptonoticias.com