La organización autónoma descentralizada (DAO) que está detrás de la plataforma de finanzas descentralizadas (DeFi) Aave ha aceptado una propuesta para recompensar a los miembros de Aave Companies con USD 16.28 millones de financiación retroactiva por su papel en el desarrollo de Aave Protocol v3.

La votación de la propuesta comenzó el martes y, en el momento de escribir este artículo, ya ha superado los 667,000 votos a favor de la financiación, más del doble de los 320,000 necesarios. La votación finalizará el 8 de septiembre.

Según la propuesta inicial, que se presentó por primera vez el 10 de agosto, la solicitud de comentarios de Aave (ARC) buscaba «financiación retroactiva» para el trabajo de desarrollo del protocolo v3.

Los USD 16.28 millones consisten en 15 millones por el trabajo realizado por los desarrolladores durante más de un año y 1.28 millones por los costes pagados a los auditores externos. El dinero se entregará a los miembros de la empresa que está detrás del popular protocolo DeFi, Aave Companies.

La financiación estará formada por una combinación de tokens AAVE, Dai (DAI), Tether (USDT), USD Coin (USDC), activos estables alternativos como Frax stablecoin y activos de mayor volatilidad como Synthetix tras la aprobación de la propuesta.

Aunque los orígenes del modelo de financiación de bienes públicos retroactivos no están claros, se popularizó a raíz de un post colaborativo en Medium entre Vitalik Buterin y la empresa de soluciones de escalado de Ethereum Optimism el 21 de julio de 2021.

El post argumentaba que el modelo de «financiación retroactiva de bienes públicos» proporciona un incentivo para que los desarrolladores trabajen en proyectos al permitirles recibir un pago después de que el proyecto se haya completado y puede basarse en el valor que proporciona.

El principio básico del concepto es que «es más fácil ponerse de acuerdo sobre lo que fue útil que sobre lo que será útil».

Vitalik sugiere en el post que puede ser difícil en la fase inicial de un proyecto ponerlo en marcha, y que las donaciones y el dinero de las subvenciones pueden ser insuficientes para incentivar a los desarrolladores.

Según el proveedor de datos de blockchain Nansen, la DAO de Aave ha visto una enorme caída en el valor de sus activos líquidos a lo largo del criptoinvierno, pasando de más de USD 800 millones en abril a unos USD 378 millones en el momento de escribir este artículo.

A pesar de esto, la comunidad ha votado abrumadoramente a favor de la solicitud de financiación retroactiva, ya que los miembros de la comunidad sugieren que «las empresas de Aave hicieron un tremendo trabajo y deberían ser pagadas por ello.»

Sin embargo, algunos miembros de la comunidad se mostraron descontentos con la falta de transparencia de la propuesta, y uno de ellos afirmó en los comentarios: «Apoyo la propuesta, pero desearía la mayor transparencia posible para elevar el listón de cualquier otra propuesta retroactiva en el futuro.»

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.

Tomado del sitio de Cointelegraph