Smart Farming es un conjunto de estrategias inteligentes aplicadas en el sector ganadero y agricultor con el que se busca mejorar y optimizar los procesos en estos sectores dando paso a que el resultado de los productos creados en estos entornos sean de mejor calidad. Además, el fin por el que fueron creadas y son utilizadas las estrategias de Smart Farming es aumentar el nivel de producción de las empresas agrícolas.

El uso y la integración de la tecnología inteligente en las áreas agropecuarias incrementaron con la llegada de la pandemia provocada por el Covid-19 pues, al pasar tanto tiempo inactivos y luego con actividad limitada impulso a los dueños y trabajadores de estos sectores recurrir a herramientas que les permitiera realizar el mismo trabajo que se hacía personalmente y presencialmente pero ahora a nivel tecnológico y aparte beneficiar la producción de sus víveres. 

Entre las herramientas utilizadas y características del Smart Farming se encuentran la tecnología blockchain para evitar la falsificación de productos, asegurar su excelencia y poder encontrar contaminación alguna que puedan tener los víveres. Asimismo, con ello se implementa la conocida modalidad del código QR para conocer el ciclo de vida del producto, mayormente los supermercados son los que implementan esa herramienta.

Otras herramientas son las de Inteligencia Artificial (AI) y el Internet de las cosas (IoT), ambas se inclinan hacia el sector agricultor, la primera con la utilización de robots para la cosecha y el estudio de la tierra, asimismo, a ello se incluye la precensia de drones analiticos. Y la segunda  con la implementación de sensores inteligentes que hacen seguimientos eficientes de las actividades e información que ingresan al sistema, en este caso, de cada empresa agrícola que haga uso de esta herramienta.

De igual manera, aparte de los nombrados anteriormente, otros instrumentos característicos de esta red de estrategias son los drones y robots, cloud computing y la big data.

En concordancia con un informe realizado y publicado por la Universidad Internacional de Valencia (VIU), las ventajas del Smart Farming son: Incremento de la producción y de las tasas de producción, Ahorro de agua, Incremento en la calidad y cantidad de los productos, Reducción significativa de los costes, Detección temprana de plagas y Minimización del impacto sobre el medio ambiente. Y los espacios en los que son aplicables son: Logística vehicular agrícola, Gestión de riego y cultivo de áreas agrícolas, Supervisión de ganado, Gestión de cultivos interiores, Cultivo de peces, Supervisión de cultivos en bosques, montes y selvas y de la explotación de los recursos maderables en estas zonas (silvicultura) y en el Seguimiento del almacenamiento de agua y combustibles.

Smart Farming en la producción de Carne y Leche

Alejandro Palladino y su socio Federico Hidalgo llevaron las estrategias de Smart Farming a la creación de su propia empresa que lleva el mismo nombre. La compañía de Smart Farming se dedica a brindar servicio consultoría en el sector de ganadería de carne y leche. 

Se dedican a la toma de datos de los espacios que se dedican a esta área de la ganadería para así ayudarlos a mejorar la rentabilidad como así también la rentabilidad. 

Su trabajo lo llevan a cabo por medio de Tableros de Comando Smart que se encuentran en conexión con sensores que generan datos, esto a parte de la información que pueda brindar de manera independiente la empresa en sí con la que estén trabajando. Todo eso para luego poder llevar a cabo estudios y análisis que posteriormente serán utilizados para realizar un plan de trabajo que se adapte a la institución. 

Seguir leyendo:

Tomado del sitio de Cointelegraph