El criptoempresario e inversor australiano Fred Schebesta ha calificado de «maravillosa» la priorización de mapeo de tokens por parte del gobierno australiano, pero advierte que precipitarse podría tener efectos perjudiciales para la economía.

Los comentarios de Schebesta se producen luego de que el Tesorero de Australia, Jim Chalmers, publicara una declaración el 22 de agosto en la que afirmaba que el «tesoro priorizará el trabajo de mapeo de tokens» en 2022 para mostrar cómo «los criptoactivos y los servicios relacionados deben ser regulados».

En declaraciones a Cointelegraph, Schebesta cree que Australia ya tiene una industria de las criptomonedas «incipiente», pero necesita «alinearse con los otros mercados principales y sus regulaciones».

Schebesta añadió que los «entresijos» del mapeo de tokens no están claros, y «las cosas también están cambiando».

Schebesta es un empresario e inversor australiano, más conocido por ser el cofundador de Finder, un sitio web de comparación australiano. Schebesta también es cofundador del fondo de inversión en criptomonedas Hive Empire Capital y asesor de Balthazar, una plataforma de juegos de NFT.

Explicó que, si «nos precipitamos», el ejercicio de mapeo de tokens podría alejar a las empresas de criptomonedas, sobre todo si hay un «enfoque muy diferente» al de otros países.

Schebesta subrayó que no es el momento de «precipitarse», sino de tomarse el tiempo necesario «para ir con calma y hacer un análisis más profundo».

El anuncio de mapeo de tokens del nuevo gobierno laborista de Australia se produjo tres meses después de llegar al poder, rompiendo un largo silencio sobre cómo abordaría la regulación de las criptomonedas en el país.

En ese momento, el Tesorero Chalmers dijo que el gobierno quería controlar el sector de las criptomonedas «en gran medida no regulado».

«Tal y como está, el sector de las criptomonedas no está regulado en su mayor parte, y tenemos que trabajar para conseguir el equilibrio adecuado para que podamos adoptar tecnologías nuevas e innovadoras», dijo. 

Aunque muchos miembros del sector elogiaron el anuncio como un «paso importante» para la industria, algunos se mostraron decepcionados por el hecho de que el país no esté «más avanzado» en el camino hacia la seguridad regulatoria. 

El abogado australiano Liam Hennessy, socio de Gadens, dijo a Cointelegraph que Australia ha estado a la «vanguardia de los desarrollos de las criptomonedas», pero le preocupa que el país esté «cayendo lentamente detrás del Reino Unido y Estados Unidos» debido a la falta de creación de normas para aquellos «en la industria de las criptomonedas, en particular aquellos en los servicios financieros».

Hennessy cree que si bien el mapeo de tokens es vital, no debería ser el enfoque principal para los reguladores. 

«Debería ser secundario a la creación real de algunas normas fiscales y regulaciones en torno a la concesión de licencias que podemos dar a nuestras empresas que realmente necesitan escucharlo para que puedan competir con nuestros competidores globales».

Teme que Australia esté cayendo en la trampa de «pensar que un poco de atención por parte del gobierno solucionará los problemas», algo que cree que el ejercicio de mapeo de tokens «hasta cierto punto, se está viendo como».

Schebesta dijo que habló en una audiencia en el Senado en 2021 donde destacó que «Australia tendría una enorme afluencia de nuevas empresas […] porque es un lugar seguro, estable y con una gran regulación para construir su negocio«, y añadió que se crearían «decenas de miles» de puestos de trabajo «en los próximos dos o tres años».

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.

Tomado del sitio de Cointelegraph