En los últimos años, los criptoactivos han pasado de ser «productos de nicho» a tener una presencia más generalizada, lo que ha provocado la necesidad de una regulación más exhaustiva del espacio, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En un nuevo informe elaborado por el director de mercados de capitales del FMI, Aditya Narain, y la directora adjunta, Marina Moretti, los funcionarios señalaron que los criptoactivos han dejado de ser «productos de nicho» y se han convertido en inversiones especulativas, coberturas contra divisas débiles e instrumentos de pago.

Los autores añadieron que esto, junto con los recientes fracasos de los emisores de criptomonedas, los exchanges y los fondos de cobertura han «añadido ímpetu al impulso para regular».

Sin embargo, el desarrollo de marcos regulatorios para los criptoactivos es una batalla cuesta arriba, según Narain y Moretti, destacando la rápida evolución del mercado, la dificultad de la supervisión y la ausencia de habilidades viables entre los reguladores entre los obstáculos más serios, afirmando:

“Los reguladores se esfuerzan por adquirir el talento y aprender las habilidades necesarias para mantener el ritmo, dados los escasos recursos y otras muchas prioridades.”

Los autores también han llamado la atención sobre el enfoque incoherente de la regulación de criptomonedas entre varios reguladores, en lugar de abogar por un marco regulatorio global coordinado, coherente y completo de la criptorregulación.

«Algunos reguladores pueden priorizar la protección del consumidor, otros la seguridad y la solidez o la integridad financiera. Y hay una serie de actores de las criptomonedas -mineros, validadores, desarrolladores de protocolos- que no están fácilmente cubiertos por la regulación financiera tradicional», explicaron:

“Un marco regulador global pondrá orden en los mercados, ayudará a infundir la confianza de los consumidores, establecerá los límites de lo permisible y proporcionará un espacio seguro para que continúe la innovación útil.”

Los reguladores de todo el mundo han seguido reuniéndose en torno a la mesa de regulación.

En Europa, el texto legal definitivo de la tan esperada normativa sobre mercados de criptoactivos (MiCA) se publicará en las próximas cuatro o seis semanas. En Estados Unidos, un proyecto de ley de regulación de las criptomonedas denominado Responsible Financial Innovation Act (Ley de Innovación Financiera Responsable) está preparado para abordar algunas de las mayores cuestiones a las que se enfrenta el sector de los activos digitales.

Incluso los escépticos acérrimos de las criptomonedas han empezado a alinearse con la idea de la regulación en lugar de una prohibición generalizada. El congresista estadounidense Brad Sherman ha sido el último en cambiar de opinión tras admitir que el mercado «tiene demasiado dinero y poder detrás» como para prohibirlo ahora.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.

Tomado del sitio de Cointelegraph