Hechos clave:

Un estudio demuestra que sumergir el hardware de minería de Bitcoin en aceite refrigerante, para ayudarles a mantener una temperatura óptima, tiene una serie de beneficios que hacen más eficiente y rentable esta actividad.

La refrigeración en líquido es común en el campo de la informática y electrónica y consta de aceites especialmente diseñados para disipar el calor del hardware. Estos aceites no conducen la electricidad, lo que resulta sorprendente para quienes ven equipos electrónicos funcionando a máxima capacidad en enormes tanques «sumergidos bajo el agua».

Según un análisis de la firma Braiins, la inversión en equipos de refrigeración por inmersión líquida cuesta casi lo mismo que la refrigeración por aire (en términos fíat). Pero, en el primer caso, el hardware de minería de Bitcoin tiene mayor tiempo de vida útil y puede minar más bitcoins.

Publicidad

Esto representa un ahorro, ya que a largo plazo se minan más bitcoins (BTC) y se posterga el momento de renovar equipos de minería o ASIC, teniendo que comprar equipos de nueva generación, señalan los analistas.

La infraestructura necesaria para la refrigeración líquida de mineros de Bitcoin requiere torres de refrigeración, que incluyen hélices para hacer circular el líquido refrigerante, tanques, tuberías, alternadores de calor, refrigerante dieléctrico y sensores para controlar y monitorear el sistema de refrigeración, explica en Braiins.

Todos estos equipos pueden usarse por años, a diferencia del hardware de minería que en algún momento pueden dañarse o dejar de ser rentables cuando surjan otros de mayor potencia.

Publicidad

Por otra parte, hacen énfasis en que la refrigeración líquida, y la forma de disipar la temperatura, permite exigir más a los mineros de Bitcoin, con una técnica conocida como overclocking, que se aplica a los microprocesadores y componentes electrónicos en general para sacarles mayor rendimiento.

Así, señalan que aplicar esta técnica y llevar la potencia de los equipos de minería a 4.000 W es una configuración perfecta para generar rentabilidad tanto en términos de fíat como en BTC, haciendo que el costo de minar 1 BTC sea el mismo a pesar de minar con 750 W más de potencia que la configuración por defecto del equipo.

En la siguiente imagen puede apreciarse la rentabilidad y el total de BTC obtenido por una granja de minería que aplique overclocking usando refrigeración por inmersión líquida (con el software de Braiins) a 4.000 watts de potencia, a lo largo de 47 meses (casi 4 años). La línea roja representa los gastos capitales.

Publicidad

Braiins considera que, de todos los casos estudiados, esta es la forma más óptima de minar Bitcoin con refrigeración líquida.

La refrigeración líquida puede ser una alternativa más rentable que la refrigeración por ventilación,
según Braiins. Fuente: Braiins

¿Cuáles son los beneficios de la refrigeración líquida para minar Bitcoin?

Braiins realiza en su estudio otras consideraciones a favor de la refrigeración por inmersión de los mineros de Bitcoin, señalando que incluso es más fácil aprovechar el calor generado para darle otros usos.

“Los sistemas de inmersión son más eficientes (y silenciosos) para capturar el calor de los mineros y transportarlos en otro lugar. La mayoría del tiempo, ese lugar es una torre de enfriamiento, pero muchas veces puede ser una piscina, una casa ecológica, o incluso otro lugar que pueda usar el calor de los mineros.

Si los mineros pueden encontrar un comprador de ese calor (incluso si son ellos mismos), estarían bajando sus costos de consumo eléctrico aprovechándola doblemente”.

Braiins Systems.

Según Braiins, la refrigeración por inmersión líquida ayuda a disipar mejor el calor generado por los equipos de minería de Bitcoin, los cuales son de alto consumo energético.

Publicidad

Asimismo, permite tener mejores condiciones de trabajo, al evitar que el polvo se acumule en el hardware de minería y sus ventiladores, reduciendo la necesidad de limpiarlo y hacerle mantenimiento. Por otra parte, reduce muchísimo el sonido que es generado principalmente por los ventiladores, los cuales son removidos y no se necesitan una vez el hardware está sumergido.

Braiins señala también que los ventiladores consumen cerca del 5% del total de energía que el minero utiliza, por lo que al quitarlo se estarían ahorrando estos costos.

No hay vuelta atrás en la minería bajo refrigeración líquida

Una salvedad importante que hacen en Braiins es que una vez un equipo de minería es sumergido, este no puede volver a operar con refrigeración por ventilación.

Publicidad

Esto podría causar el surgimiento de un mercado secundario donde se compren y vendan mineros de Bitcoin que hayan funcionado con este método.

Quienes adquieran equipos de minería que ya hayan funcionado así, seguramente ya cuentan con la infraestructura necesaria para la refrigeración líquida.

El lado positivo es que estos equipos podrían estar en mejor estado al entrar al mercado de segunda mano, pues la refrigeración líquida los conserva y los hace más durables. Sin embargo «podrían ser difíciles de vender en mercados secundario cuando ya tengan más de 4 años de uso, pues serían un hardware de antigua generación», aclaran.

Publicidad

De todas formas, no hay una constante para todos las operaciones de minería en cuanto a su viabilidad o rentabilidad potencial. Cada proyecto debe evaluar sus condiciones y hacer un balance de lo que le conviene.


Si quieres recibir todas las informaciones sobre minería de Bitcoin y otras criptomonedas en tu correo, suscríbete a Noti Hash, de CriptoNoticias.

Autoria desde Criptonoticias.com