La primera criptomoneda, bitcoin, nació de un proyecto descentralizado, creado por programadores para facilitar el comercio en el universo digital sin la interferencia de organizaciones públicas y empresas privadas. Pero la maduración del ecosistema ha traído novedades, como el lanzamiento de tokens y criptomonedas de famosas empresas del sector servicios y retail, por ejemplo.

El caso reciente más emblemático es el de la criptomoneda Mercado Livre (en Brasil), denominada Mercado Coin, que fue anunciada en agosto por la misma empresa.

En medio de tantas novedades en el mundo criptográfico, el usuario puede tener dudas sobre los posibles riesgos y potencialidades de estas monedas creadas y administradas por empresas privadas. Es probable que haya un crecimiento en los próximos meses y años de tokens y criptomonedas asociadas con marcas. Pero, ¿será algo realmente útil para los usuarios?

Isabela Rossa, country manager de Coin Cloud Brasil, una empresa de cajeros automáticos de criptomonedas con más de 5,800 unidades instaladas en Brasil y Estados Unidos, habla para Cointelegraph, sobre cómo las personas pueden usar monedas y tokens creados por empresas.

Devolución de dinero (cashback)

Hay casos en los que las monedas de algunas empresas, por ejemplo, inicialmente funcionan como un programa de devolución de efectivo, con la asignación de tokens a quienes compran usando la plataforma. Cuantos más consumidores usen la plataforma para compras, más tokens podrán recolectar y usar en la misma plataforma.

Negociación entre activos de la empresa

El programa cashback podría permitir la evolución del sistema cashbak a un sistema de comercio de criptoactivos, es decir, la posibilidad de canjearlo por otros tokens en el futuro.

El intercambio de la moneda de una empresa privada por cualquier otro criptoactivo dependerá de lo que prevea el proyecto, es decir, la empresa definirá el alcance del programa y las potencialidades de estos tokens. Y eso puede cambiar con el tiempo”, explica Isabela.

Comercio de divisas tradicional

Además, hay proyectos que prevén la posibilidad de que el cliente convierta el monto a moneda fiat y retirarla a cuentas bancarias tradicionales.

Otro ejemplo es el de utilizar un exchange para cambiarla por dinero fiat u otro activo.

Comercio criptográfico descentralizado

También podría haber un intercambio de tokens por criptomonedas más fuertes en el futuro, con intercambio de divisas centralizado por activos descentralizados, como bitcoin o ethereum. En este caso, lo único que realmente necesita el usuario es que haya otra parte interesada en intercambiar.

Beneficiarse de la evolución del mercado criptográfico

Los usuarios deben prestar atención a un hecho: ¿el proyecto planea cambiar la forma de recompensa que otorga la empresa? De ser así, esto abre la posibilidad de cambiarlo por otras criptomonedas en el futuro. De esta manera, el cliente que se beneficia de dicho activo tendrá la posibilidad de obtener ganancias en el mercado de criptoactivos si el token que posee es buscado por otros inversores.

Uso de tokens

Cuando una empresa decide tener un token privado, puede hacerlo de diferentes formas, como tokens de seguridad, utilidad, pago, recompensas, entre otras posibilidades. En los clubes de fútbol, ​​por ejemplo, los tokens pueden garantizar desde la participación en la venta de atletas hasta los derechos de voto en el directorio o la participación en acciones de marketing.

Recibo de ganancias

Para los empleados de las empresas que ya se están adhiriendo a este universo, es posible un uso más: la sustitución de los bonos habituales, como una oferta de acciones, por la entrega de tokens como una forma de apalancar la remuneración de empleados y gerentes.

Isabela dice que por todas estas razones, los tokens empresariales y las criptomonedas, incluso si están centralizados hasta cierto punto, pueden ser una gran ayuda para el ecosistema criptográfico en su conjunto.

Esto acerca al consumidor a comprender la dinámica de la cadena de bloques y crea interés en expandir su versión a activos más volátiles y muchas veces más riesgosos en el corto plazo”, concluye la ejecutiva.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Te puede interesar:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.

Tomado del sitio Cointelegraph