Hechos clave:
  • Hoy la primera altcoin del mercado cotiza a USD 1,80.

  • Su nacimiento en 2013 dio lugar a que surjan más de 20.000 criptomonedas en el mercado.

Hoy se cumplen 9 años del lanzamiento de la primera altcoin, cuyo nombre para aquel entonces era Mastercoin. Este histórico evento, que ocurrió el 31 de julio de 2013, es recordado en la comunidad por haber dado paso en el mercado a más de 20.000 criptomonedas. Asimismo, de ser la fuente de uno de los términos «meme» más populares en la comunidad bitcoin: las shitcoins.  

Empecemos explorando de qué se trata este concepto. Dicho término inglés, que junta las palabras «porquería» (shit) y «monedas» (coins), lo usa la comunidad para denominar de forma despectiva a toda aquella criptomoneda “sin valor” real o de dudosa procedencia. Precisamente porque consideran que se trata de un activo financiero que no tienen utilidad, que fue creado sin propósito o que parece una copia de otros proyectos de criptomonedas. 

Pese a esta fuerte carga negativa que le ha acreditado la comunidad bitcoiner, el mercado está repleto de las llamadas shitcoins y son apreciadas por muchos como inversión. Por eso, algunos prefieren decirles «altcoins», que significa «monedas alternativas». De esta forma se denomina a cualquier criptomoneda que no sea bitcoin (BTC), que ha sido la primera de la historia y la más exitosa.  

Publicidad

Según CoinMarketCap, en la actualidad hay más de 20.000 altcoins en el mercado. La gran mayoría de ellas apenas valen milésimas de centavos. Para tener una idea comparativa, el precio de bitcoin es al menos 1.300% mayor que el resto. Sin embargo, aún proliferan y forman parte de la oferta que tienen las finanzas descentralizadas y el Internet para los usuarios del mundo ¿Pero, sabes cómo empezó todo este ecosistema? Pues, déjanos contarte.  

Mastercoin fue la primera «shitcoin» del mercado

Se podría decir que el mundo de las altcoins o shitcoins inició en 2012 cuando el licenciado en ciencias de la computación de Seattle, J. R. Willet, publicó la idea del proyecto Mastercoin. Este proponía usar la red Bitcoin como una capa de protocolo para ampliar sus interacciones y funciones. Es decir, para ir construyendo un mercado financiero descentralizado en Bitcoin y ampliar sus posibilidades monetarias, tal y como hoy en día vemos que se está perfilando el mundo de las criptomonedas.

Además de publicar la idea, Willett abrió un foro de discusión sobre este tema y ayudó a abordar problemas de la red Bitcoin. De esta forma, su plan de Mastercoin consiguió mucho interés en la comunidad y al año siguiente inició la recaudación de fondos emitiendo la primera ICO de la historia. Esta sigla en inglés significa «oferta inicial de monedas», frase que hace alusión a una actividad llevada a cabo por una empresa para financiar sus proyectos por medio de la oferta de tokens, acciones o votos en el futuro del negocio.  

Publicidad

A través de la ICO, todos los que invirtieron en el proyecto enviando bitcoin a su dirección recibieron a cambio 100 veces su inversión en mastercoins (MSC), el token de la plataforma. Además, algunos de ellos obtuvieron un extra adicional como bonificación por la adopción anticipada.  

El proyecto fue todo un éxito en sus inicios consiguiendo una recaudación de 4.740 BTC. Para el momento, esta cifra equivalía a cerca de USD 500.000 dado que bitcoin valía alrededor de USD 105 en ese entonces. De esta forma, se efectuó el lanzamiento de Mastercoin hace exactamente 9 años, el 31 de julio de 2013. 

Las altcoins plagaron el mercado tras el origen de mastercoin hace 9 años

La demanda inicial de Mastercoin hizo que obtuviera un rápido aumento de precio que al poco tiempo se desmoronó. Tras el desacuerdo de los inversionistas en políticas de la organización y el surgimiento de otras criptomonedas en el mercado, su éxito se volvió efímero y, poco a poco, se empezó a relegar. 

Publicidad

Eso llevó a que en 2015 el protocolo Mastercoin se renombrara como Omni Layer, en búsqueda de refrescar su imagen. Hoy la criptomoneda OMNI (ex MSC) cotiza en el mercado a USD 1,80, como se puede ver en el siguiente gráfico de su comportamiento histórico. Su precio máximo fue al inicio, en 2013, cuando llegó a valer USD 200. O sea, nunca volvió a experimentar su edad de oro.

Este ha sido el comportamiento de omni desde el año de su surgimiento. Fuente: CoinGecko.

Desde entonces, el mayor avance de altcoins se produjo cuando Ethereum apareció en el mercado en 2014. Su ICO recaudó USD 18 millones en bitcoins durante las primeras 24 horas y con los años siguió ganando capitalización. Hoy su criptomoneda, ether (ETH), es la altcoin más valorada cotizando en alrededor de USD 1.700, pese a que en 2017 en medio del alza de BTC muchas ganaron popularidad y se realizaron cientos de ICO. 

La historia ha mostrado que suelen surgir nuevas shitcoins o altcoins cuando sube de valor bitcoin, y no son pocos los que aprovechan estos eventos para especular con ellas. No obstante, son varias las que desaparecen cuando hay ciclos bajistas y generan enormes pérdidas para la comunidad, como se espera que sucederá este criptoinvierno. Debido a ello, siempre es importante investigar cuál es el verdadero valor de una moneda y entender su utilidad antes de invertir en cualquier proyecto del ecosistema.  

Publicidad

Mientras tanto, ninguna de las altcoins que colma el mercado ha logrado sobrepasar a la originadora de este ecosistema: bitcoin, que al momento de escribir este artículo cotiza a USD 23.800, según la calculadora de CriptoNoticias.

Autoria desde Criptonoticias.com