Ante el rumor de que los organismos reguladores aceptarán pronto un fondo cotizado en bolsa respaldado por Bitcoin (BTC) puro, es importante entender el recorrido de algunos de los primeros ETF basados en criptomonedas que han sido aprobados recientemente por los organismos gubernamentales.

La Comisión de Bolsa y Valores (SEC) de los Estados Unidos aprobó un ETF adyacente a Bitcoin, dando a los inversores la oportunidad de ganar exposición a Bitcoin a través de los mercados de valores, y la aceptación más reciente fue la del ProShares Bitcoin Strategy ETF, que comenzó a cotizar en NYSE Arca el 19 de octubre.

Es importante señalar que los mencionados fondos cotizados no son ETFs de criptomonedas puros y se limitan a seguir acciones de empresas relacionadas con las criptomonedas o contratos de futuros.

La SEC aún no ha aprobado un ETF de criptomonedas puro, a diferencia de Canadá, donde los reguladores aprobaron tres ETF basados en Ether (ETH) de tres empresas diferentes: Purpose Investments, Evolve ETFs y CI Global Asset Management.

A pesar de la buena noticia de que los reguladores empiecen a aceptar los ETF de criptomonedas, siguen existiendo muchas preguntas sobre por qué ha habido tantas dificultades para su cotización. Este otoño, ha habido mucha anticipación y especulación en torno a qué son exactamente los ETF y cómo pueden impulsar, o dificultar, el mercado de las criptomonedas en su conjunto. He aquí los problemas, los retos y el posible futuro de los fondos cotizados en bolsa respaldados por criptomonedas.

Desajuste normativo

Los fondos cotizados en bolsa, en general, son fondos de inversión que rastrean una cesta de activos en el mercado de valores y pueden ser negociados de la misma manera que las acciones regulares.

Aunque existen ETF para casi cualquier activo, el problema con las criptomonedas es que los reguladores siguen sin saber cómo definir Bitcoin y otras criptomonedas, y cómo proteger a los consumidores contra la exposición al riesgo. Estas cuestiones podrían suponer un reto cuando los ETF de criptomonedas puras empiecen a aparecer en los mercados de valores, ya que la falta de claridad regulatoria podría causar problemas con la regulación en varios organismos nacionales y en todo el mundo.

Los diversos organismos de regulación financiera de Estados Unidos, por ejemplo, tienen todos ellos puntos de vista diferentes, a veces contradictorios, sobre lo que son las criptomonedas, especialmente en lo que respecta a la fiscalidad y la negociación.

En 2020, el principal regulador financiero de Francia, la Autorité des Marches Financiers (AMF), respondió a las orientaciones de la Comisión Europea sobre los llamados «criptoactivos», afirmando que aún es demasiado pronto para definirlos explícitamente. Un portavoz dijo a Cointelegraph en ese momento:

«La AMF considera que dar una clasificación precisa aplicada a los criptoactivos podría ser prematuro en esta etapa. Sólo después de una retroalimentación sólida podremos juzgar la pertinencia de una clasificación precisa (por ejemplo, «tokens de utilidad», «tokens de valor», «tokens de pago», «stablecoins», etc.)».

La gestora de fondos francesa Melanion aprobó recientemente su ETF adyacente a Bitcoin, con la esperanza de que sus acciones sigan el precio de Bitcoin, primero en el mercado francés y pronto en muchos otros mercados de Europa.

Cointelegraph se puso en contacto con Jad Comair, fundador y director de información de Melanion, quien mencionó que debido a que no es posible en el mercado europeo exponer directamente a los inversores a Bitcoin a través del marco de los Organismos de Inversión Colectiva en Valores Transferibles (OICVM), que es «un formato utilizado por el 99% de los ETF que cotizan en Europa», la firma tuvo que espabilarse y crear «una metodología de construcción de índices única en el mundo que mide la exposición de las empresas a Bitcoin».

Esto significa que el ETF rastrea las acciones de las empresas que invierten en Bitcoin, minan Bitcoin o están involucradas de otra manera en el mercado de criptomonedas, pero no contiene Bitcoin en sí mismo. «El índice selecciona las empresas más expuestas a Bitcoin, y las pondera según su correlación histórica (beta) con el rendimiento de Bitcoin», dijo Comair.

¿Miedos frente a riesgos?

Los activos altamente volátiles, como las criptomonedas, pueden entrañar riesgos, especialmente en el caso de un ETF de Bitcoin respaldado por futuros.

Los ETF de futuros de Bitcoin siguen una cesta de contratos de futuros en lugar del propio Bitcoin. Dado que el precio de los futuros de Bitcoin puede diferir del precio al contado, existe la posibilidad de que el ETF no siga con precisión el precio de Bitcoin, exponiendo al titular del ETF a cierto riesgo.

El término «contango» se refiere a cuando el precio de los futuros es superior al precio al contado, mientras que el «backwardation» es cuando el precio de los futuros es inferior al precio al contado.

Además, esta alta volatilidad significa que los reguladores podrían moverse para implementar más protección a los inversores, especialmente después de ver los saltos que el mercado de criptomonedas ha experimentado en los últimos seis meses. Esto hace que surja la pregunta:

¿Podría un fondo cotizado en bolsa ayudar a mitigar los riesgos que conlleva la volatilidad?

Con la nueva aceptación e implantación de los ETF de futuros de criptomonedas, el modelo más reciente ya cotiza en la Bolsa de Nueva York, esto podría «abrir las puertas para que entre el dinero ‘real’, ya que, por el momento, los productos de Bitcoin existentes son aptos para pequeñas bolsas de inversión, y Bitcoin en sí es muy complicado de colocar en una cartera normal», afirmó Comair. Una exposición más seria a los mercados, aunque sea a través de empresas que invierten en Bitcoin, podría llevar al mercado a la explosión y/o a la estabilidad.

Es posible que los cambios en el mercado de las criptomonedas impulsen una mayor aceptación de los ETF a medida que el mercado de valores aprenda a interactuar con el mercado de las criptomonedas, y viceversa. Con los ETF que rastrean a las empresas que invierten en criptomonedas y el inicio de los ETF de criptoactivos basados en futuros, ¿podría esto llevar a una adopción más generalizada de la inversión en esta clase de activos en su conjunto?

Sigue leyendo:

Tomado del sitio Cointelegraph