El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo en una sesión de preguntas y respuestas organizada por el Instituto Cato el 8 de septiembre que el banco central seguirá subiendo los tipos hasta que la inflación esté bajo control. Sin embargo, estos comentarios no sacudieron a los mercados tanto como la mayoría hubiera anticipado, lo que indica que los traders podrían haber previsto ya una subida de tipos de 75 puntos básicos en la próxima reunión de la Fed, que tendrá lugar los días 20 y 21 de septiembre.

Bitcoin ha estado fuertemente correlacionado con el S&P 500 e inversamente con el índice del dólar estadounidense (DXY) durante las últimas semanas. Con el enfriamiento del DXY tras alcanzar un máximo de dos décadas, los activos de riesgo han intentado recuperarse.

Desempeño diario del mercado de criptomonedas. Fuente: Coin360

Los mercados de valores estadounidenses intentan romper una racha de tres semanas de pérdidas, mientras que Bitcoin (BTC) se ha disparado por encima del nivel psicológico de los USD 21,000.

¿Indica el repunte de la renta variable y de los mercados de criptomonedas que ha vuelto el sentimiento de riesgo? Analicemos cinco clases de activos para revisar sus tendencias y determinar hacia dónde podrían ir en los próximos días.

BTC/USDT

Bitcoin rebotó desde el fuerte soporte de USD 18,626 el 7 de septiembre y volvió a superar el nivel de ruptura de los USD 19,520 el 9 de septiembre. Esto puede haber desencadenado una cobertura de posiciones cortas por parte de los bajistas más agresivos que impulsó el precio por encima de la media móvil exponencial de 20 días (USD 20,434).

Gráfico de velas diarias del par BTC/USDT. Fuente: TradingView

El índice de fuerza relativa (RSI) ha subido a territorio positivo y la EMA de 20 días se está aplanando, lo que indica que los bajitas pueden estar perdiendo su control.

La media móvil simple de 50 días (USD 21,981) puede actuar como un obstáculo menor, pero si los alcistas lo superan, el par BTC/USDT podría subir hasta la resistencia superior de USD 25,211. Una ruptura y cierre por encima de este nivel podría completar un patrón de doble fondo. Este movimiento podría señalar el inicio de un nuevo movimiento alcista. El objetivo del patrón de esta configuración de reversión es USD 31,796.

En contra de esta suposición, si el precio baja de la SMA de 50 días o de USD 25,211, el par podría entrar en una consolidación durante unos días.

Gráfico de 4 horas del par BTC/USDT. Fuente: TradingView

En el gráfico de 4 horas se observa que el par tomó impulso tras superar los USD 19,520. Las medias móviles han completado un cruce alcista, indicando ventaja a los compradores, pero el RSI en la zona de sobrecompra sugiere una pequeña consolidación o corrección a corto plazo.

Si el precio baja del nivel actual o de la resistencia superior de USD 21,900, pero no rompe por debajo de USD 20,576, sugerirá que el sentimiento ha cambiado de vender en los repuntes a comprar en las caídas. Esto podría aumentar la probabilidad de una ruptura por encima de USD 21,900.

El primer signo de debilidad será la ruptura y el cierre por debajo de las medias móviles. Si esto ocurre, sugerirá que la actual subida puede haber sido un repunte de tontos.

DXY

El índice del dólar estadounidense (DXY) está corrigiendo en una fuerte tendencia alcista. Tras alcanzar un máximo de varios años en 110.78, el índice ha sido testigo de una toma de ganancias que ha llevado al precio a la EMA de 20 días (108.64).

Gráfico de velas diarias del DXY. Fuente: TradingView

Aunque las medias móviles ascendentes indican una ventaja para los compradores, el RSI ha formado una divergencia negativa, lo que indica que el impulso alcista podría estar debilitándose. Si el precio se mantiene por debajo de la EMA de 20 días, la próxima parada podría ser la línea de tendencia alcista.

Se trata de un nivel importante al que hay que prestar atención porque una ruptura y un cierre por debajo de él podrían indicar un posible cambio de tendencia. El índice podría bajar hasta 104.63. Una ruptura por debajo de este nivel podría sugerir que el índice puede haber tocado techo.

Por el contrario, si el precio rebota desde las medias móviles con fuerza, indicará que el sentimiento sigue siendo alcista y que los operadores ven las caídas como una oportunidad de compra. Si los alcistas empujan el precio por encima de 110.78, la subida podría extenderse hasta 113.95.

Gráfico de velas de 4 horas del DXY. Fuente: TradingView

En el gráfico de 4 horas, la EMA 20 ha girado a la baja y el RSI se encuentra en territorio negativo, lo que indica que los bajistas tienen una ligera ventaja a corto plazo. El índice podría caer hasta el soporte inmediato de 108.

Si el precio rebota desde 108 pero no logra superar la EMA 20, sugerirá que el sentimiento ha pasado de comprar en las caídas a vender en los repuntes. Esto podría aumentar la probabilidad de una ruptura por debajo de 108. Si esto sucede, el índice podría iniciar una corrección más profunda.

En contra de esta suposición, si el precio sube desde el nivel actual y rompe por encima de la EMA 20, el índice podría subir hasta 110.24 y luego hasta 110.78. Los compradores tendrán que superar esta barrera para indicar la reanudación de la tendencia alcista.

SPX

El S&P 500 se encuentra en una formación de fondo y está intentando formar un suelo más alto cerca de 3,900. El precio rebotó en la línea de tendencia alcista, lo que indica que los niveles más bajos están atrayendo a los compradores.

Gráfico de velas diarias del SPX. Fuente: TradingView

La EMA de 20 días (4,050) es un nivel importante a tener en cuenta a corto plazo. Si los alcistas impulsan el precio por encima de esta resistencia, sugerirá que el último tramo de la corrección puede haber terminado.

A partir de entonces, el índice podría intentar un repunte hasta los 4,200 puntos. Este nivel puede actuar como un obstáculo menor, pero si los alcistas lo superan, la recuperación podría alcanzar la resistencia crítica por encima de los 4,325.

Esta visión positiva podría invalidarse a corto plazo si el precio se gira a la baja desde la EMA de 20 días. Si eso ocurre, los bajistas intentarán hundir el precio por debajo de la línea de tendencia alcista. Si lo consiguen, el descenso podría alcanzar el soporte principal de 3,700.

Gráfico de velas de 4 horas del SPX. Fuente: TradingView

El gráfico de 4 horas muestra que la reciente corrección llevó al RSI a la zona de sobreventa. Esto inició un rebote, que alcanzó la línea de tendencia bajista. Los compradores tendrán que empujar el precio por encima de esta resistencia para indicar un posible cambio de tendencia. El índice podría entonces subir hasta la SMA de 50 días y posteriormente hasta los 4,200.

Por el contrario, si el precio se aparta de la línea de tendencia bajista y se desliza por debajo de la EMA 20 de días, sugerirá que los bajistas siguen vendiendo en los repuntes. Los bajistas intentarán entonces hundir el precio por debajo de 3,886 y reanudar el movimiento bajista.

GC

Los futuros del oro (GC) se encuentran en una tendencia bajista, pero están intentando formar un mínimo superior en los USD 1,700. El precio ha alcanzado las medias móviles, que está actuando como una fuerte resistencia como se ve en la mecha larga de la vela del 9 de septiembre.

Gráfico de velas diarias de los futuros del oro. Fuente: TradingView

Si el precio baja desde el nivel actual, sugerirá que el sentimiento sigue siendo negativo y que los traders están vendiendo en los repuntes. Los bajistas harán un nuevo intento de hundir el precio por debajo de USD 1,700 y alcanzar el soporte crucial de USD 1,675.

Por el contrario, si el precio sube y rompe por encima de las medias móviles, sugerirá que los bajistas pueden estar perdiendo su control. Esto podría llevar al precio a la línea de tendencia bajista. Si se rompe y se cierra por encima de esta resistencia, podría indicar que la tendencia bajista ha terminado. Esto podría iniciar una subida hacia los USD 1,825.

Gráfico de velas de 4 horas de los futuros del oro. Fuente: TradingView

El gráfico de 4 horas muestra que los bajitas están defendiendo agresivamente la resistencia superior de USD 1,737.40. Si el precio se desliza por debajo de las medias móviles, el descenso podría extenderse hasta USD 1,700. Esto sugerirá una acción en un rango entre 1,700 y 1,737.40 dólares por algún tiempo más.

Por otro lado, si el precio se aleja de las medias móviles, sugerirá que los alcistas están comprando en las caídas menores. Los alcistas intentarán entonces impulsar el precio por encima de USD 1,741. Si lo consiguen, es posible un repunte hacia USD 1,774.80.

CL

Los futuros del petróleo (CL) han estado en una tendencia a la baja durante las últimas semanas. Los compradores intentaron iniciar una recuperación sostenida en agosto, pero los bajitas defendieron con éxito la SMA de 50 días (USD 94) el 30 de agosto.

Gráfico de velas diarias de los futuros del petróleo. Fuente: TradingView

Los alcistas intentaron detener el descenso cerca de USD 85.73, pero el nivel se rompió el 7 de septiembre y el crudo reanudó su tendencia a la baja. Un pequeño aspecto positivo es que los alcistas no han permitido que el impulso bajista se acentúe. Esto indica que se está comprando en niveles más bajos. Los alcistas intentan que el precio vuelva a superar el nivel de ruptura de USD 85.73.

Este es un nivel importante a tener en cuenta porque si el precio se mantiene por encima de USD 85.73, podría coger desprevenidos a varios bajistas más agresivos. Eso podría dar lugar a un apretón de cortos y el precio podría subir a la SMA de 50 días.

Por el contrario, si el precio gira a la baja desde USD 85.73, indicará que los bajistas han convertido el nivel en resistencia. Los vendedores tratarán entonces de reanudar la tendencia bajista tirando del precio por debajo de los USD 81.20. Si lo consiguen, el descenso podría extenderse hasta los USD 70.

Gráfico de velas de 4 de los futuros del petróleo. Fuente: TradingView

El gráfico de 4 horas del petróleo muestra una divergencia positiva en el RSI. Esto sugiere que el impulso negativo podría estar debilitándose. Los compradores han empujado el precio por encima de la EMA 20 y el nivel de ruptura de USD 85.73, lo que es el primer indicio de que la presión de venta podría estar reduciéndose. La subida podría extenderse hasta los 88 dólares.

Por otro lado, si el precio no logra mantenerse por encima de los USD 85.73, los bajistas intentarán hundir el precio por debajo de la EMA 20. Si lo consiguen, el precio podría caer a USD 82.71 y posteriormente a USD 81.20.

Los puntos de vista y las opiniones expresadas aquí son únicamente las del autor y no reflejan necesariamente las opiniones de Cointelegraph.com. Cada inversión y movimiento comercial implica un riesgo, debes realizar tu propia investigación al tomar una decisión.

Tomado del sitio Cointelegraph