Hechos clave:

El exchange de criptomonedas Coinbase fue denunciado por promover y posibilitar el comercio de una stablecoin denominada GYEN, que resultó ser un proyecto sin éxito. La demanda fue presentada en la Corte Federal de Carolina del Norte, Estados Unidos, por «Donovan», un representante de «cientos de usuarios» de la plataforma en el caso.  

Además del exchange, también se incluye en la demanda a la compañía emisora del token GYEN, denominada GMO-Z.com. Concretamente, se acusa a estos dos participantes de brindar información falsa a los inversores acerca de la estabilidad de la criptomoneda. Según informa el portal de noticias Bloomberg, en la denuncia se afirma que esto habría llevado a pérdidas de millones de dólares. 

Esta stablecoin fue creada en la red de Ethereum para —supuestamente— replicar el valor del yen japonés. La equivalencia de las monedas nacionales de Japón y Estados Unidos al momento de redactar esta nota es de USD 0,77 por cada yen. Sin embargo, se puede ver que el proyecto fracasó claramente en sus ocho meses de historia.  

Publicidad

En la actualidad, GYEN cotiza a USD 0,0077 según datos de CoinMarketCap. Como se puede ver en el gráfico a continuación, alcanzó su precio máximo de USD 0,024 a mediados de noviembre de 2021, pero durante el resto de su existencia promedió los USD 0,009 de valor. GMO-Z tiene otra stablecoin atada al valor del dólar estadounidense, ZUSD (ZUSD), que sí mantiene su paridad con la moneda.

Análisis del precio histórico de GYEN, la stablecoin por la que demandaron a Coinbase. Fuente: CoinMarketCap.

El precio de GYEN estaba «inflado»

De acuerdo con un fragmento de la demanda reproducida por el medio citado, los inversores habrían comprado los tokens GYEN creyendo que cada uno de ellos equivalía a un yen, pero en realidad su valor estaba «inflado». Luego, la cotización del token decayó más de un 80% en un día y, como se describió anteriormente, está muy lejos de ser el pensado originalmente. 

Coinbase tenía listado a este criptoactivo y también publicó una guía detallando sus características principales. Cuando el exchange congeló el comercio de GYEN, la situación se agravó, declaran los demandantes, quienes no tuvieron la posibilidad de deshacerse de los tokens que habían comprado y así «perdieron millones en una cuestión de horas».

Publicidad

Otra noticia de trascendencia tuvo a Coinbase como protagonista recientemente. Con el mercado de criptoactivos apenas superando una caída abrupta, el exchange admitió que sus usuarios podrían perder sus fondos en caso de quiebra de la compañía, tal y como informó CriptoNoticias. Su CEO y cofundador, Brian Armstrong, desmintió que la compañía esté en riesgo de quiebra de todos modos.  

La pagina de inicio del sitio de GMO-Z.com, desarrolladora del token GYEN. Fuente: stablecoin.z.com.

Momento de inestabilidad para las stablecoins 

Las stablecoins se encuentran en el candelero por estos días. El principal motivo de esta exposición y el debate en torno a ellas radica en el caso terra USD (UST), una stablecoin atada al dólar estadounidense que tuvo un colapso casi total esta semana y generó pérdidas millonarias para mucha gente, como reportó este periódico. 

La onda expansiva del caso, sumada además a un contexto de bear market o mercado bajista, afectó también a otras stablecoins, como tether (USDT), que perdió su paridad con el dólar estadounidense por unas horas el pasado jueves 12 de mayo.  

Publicidad

Es importante destacar que no se trata de casos idénticos. Por un lado, porque USDT es una criptomoneda respaldada por depósitos bancarios en dólares de la compañía emisora, Tether. En cambio, UST es una stablecoin algorítmica que se basa en otra criptomoneda, terra (LUNA), para regular su oferta y demanda.  

Finalmente, GYEN es una stablecoin que replica el modelo de respaldo en dinero fiat que usa USDT. No obstante, a la luz de los resultados, el proyecto no resultó «seguro» ni «transparente» como se detalla en el portal web de su compañía desarrolladora.  

Autoria desde Criptonoticias.com